Child climbing a tree in autumn

Publicado el

Queridos lectores:
¡Bienvenidos otra vez a la sección Momento de Medios! Este mes, Devorah Heitner, autora del libro Screenwise: Helping Kids Thrive (and Survive) in Their Digital World, y fundadora de la plataforma Raising Digital Natives, comparte sus recomendaciones para ayudar a los niños a concentrarse y evitar distracciones digitales. Estas historias buscan ayudar a crear un espacio que comprenda y celebre las muchas maneras en las que los medios de comunicación se cruzan con las vidas de los niños. Por favor, comenten y envíen su propia historia para compartir con los demás lectores.

Disfruten los medios de comunicación y utilícenlos de manera inteligente.

~ El Mediatra M.R.®

 

La distracción tecnológica es un problema de todos los humanos, no solo de los niños

Uno de los más grandes desafíos de la era digital es la distracción. No solo para nuestros hijos, sino también para nosotros los adultos. En cada escuela que visito, los padres expresan las mismas preocupaciones: escuchan que los niños están jugando o navegando en Internet durante las clases, y se percatan de la incapacidad de sus hijos para concentrarse mientras intentan hacer su tarea en una tablet o en una laptop, incluso a veces también con sus celulares en la mano. Todos hemos pasado por eso. Si no hubiera apagado mi Wi-Fi cada mañana hasta alcanzar mi cuota de palabras, nunca hubiera terminado mi libro: Screenwise: Helping Kids Thrive and Survive in Their Digital World.

Algo de preocupación está justificado. De acuerdo con una extensa encuesta acerca del uso balanceado de la tecnología, casi un tercio de los adolescentes (28%) reconoce que el tiempo que le dedican a los medios digitales interfiere con sus tareas escolares. Incluso fuera del salón de clases, el 44 por ciento de los preadolescentes admiten que su actividad tecnológica los distrae de otras cosas, y el 17 por ciento de los preadolescentes dicen que su uso de la tecnología les causa problemas en sus relaciones con amigos y familia. Los adolescentes y preadolescentes necesitan orientación para ayudarles a manejar estas dificultades, sobre todo tratándose de sus tareas escolares.

Tareas y distracciones

Muchos padres de familia me describen esta situación: El hijo se va a su cuarto para hacer tarea, tal vez en una Chromebook o iPad designada para uso escolar. Tres horas después, no ha terminado. ¿Acaso estaba mandando mensajes o hablando por FaceTime con sus amigos? La conversación puede haber empezado siendo sobre la tarea, pero después pasó a otros temas. ¿Acaso estaba escuchando música y “tuvo” que hacer una lista de reproducción nueva? ¿Se distrajo porque un amigo publicó un nuevo video con la aplicación Musical.ly? ¿O simplemente estaba soñando despierto?

Si te das cuenta de que tu hijo está lidiando con distracciones digitales mientras hace su tarea en una tablet o laptop, trabajen juntos para encontrar una solución. He aquí las estrategias que recomiendo, encuentra las que se ajusten mejor a tu familia.

  • Verifica con los maestros de tus hijos cuánto tiempo esperan que los estudiantes ocupen haciendo la tarea. Si les está tomando a tus hijos de 2 a 3 horas terminar la tarea cuando el maestro recomienda a lo mucho una hora, quizá la causa sean las distracciones por realizar varias tareas a la vez al usar los medios de comunicación.
  • Desconéctate: No toda la tarea requiere el uso de Internet, por lo que un tiempo sin conexión (o incluso apagar el Wi-Fi) durante el momento de estudio en casa puede ser una táctica efectiva, incluso si se hace la tarea en una laptop.
  • No permitas el uso de la doble pantalla. Asegúrate de que tus hijos usen solo una pantalla a la vez para que puedan enfocarse mejor en una sola tarea. Si su tarea requiere el uso de una laptop, asegúrate de que guarden su celular y su tablet, y de que la pantalla que están utilizando se mantenga enfocada en la tarea que tienen enfrente. Pídeles que pongan sus dispositivos en modo “No molestar”. Es difícil trabajar cuando te aparecen notificaciones y mensajes en la pantalla todo el tiempo, y tus hijos no necesitan ver sus últimos mensajes o usar redes sociales mientras hacen la tarea.
  • Sé empático/a: Cuéntale a tus hijos tus propias experiencias de distracción. Comparte con ellos como las distracciones digitales impiden tu propia productividad y hazles saber las soluciones que utilizas para mantenerte concentrado. Saber esto puede ser útil para los niños y hacerlos sentir que sus propias dificultades no son poco comunes o debidas a que sean “débiles”.
  • Utiliza la tecnología para administrar la tecnología: A algunos niños les gustan y disfrutan los “distraction blockers”, que son aplicaciones y programas como LeechBlock y Freedom que sirven para bloquear ciertos sitios durante determinado tiempo para evitar distracciones. Aunque bloquear sitios no va a solucionar todos los problemas de distracción, ¡puede ayudar un poco! Mientras escribo esto, estoy bloqueando mis redes sociales. Los bebés de mis amigos son muy lindos y las últimas novedades son emocionantes, pero necesito concentrarme.
  • Comienza desconectado/a: Si tus hijos necesitan estar en línea o trabajar con sus compañeros, pídeles primero hacer toda la tarea que no requiere de Internet y, al último, hacer la tarea para la que necesitan conectarse. Determina un tiempo límite para ayudarlos a administrar su tiempo, y está siempre presente para ayudarlos a mantenerse concentrados. Intenta mi truco de empezar un proyecto escrito a mano en un papel o hacer un borrador sin usar el Wi-Fi.

Es normal buscar descansos mientras trabajamos, sin embargo, el trabajo mental de estar alternando entre distracciones pone en riesgo nuestras mejores habilidades. Aunque la interrupción parezca tomar solo unos segundos, requerimos de tiempo para volver a concentrarnos y retomar el ritmo con el que estábamos trabajando. Este desapego representa un problema, pues puede agotarnos el esfuerzo continuo de retomar la concentración en nuestras tareas. De este modo, una hora de tarea puede tomarnos dos o tres horas y hacernos sentir agotados, pero el esfuerzo no viene del trabajo en sí, sino de la labor de volver a concentrarnos constantemente.

Como padres, tenemos que ayudar a nuestros hijos a evitar la “doble pantalla” y a entender que alternar entre tareas puede afectar nuestra habilidad de trabajar y pensar. Tal como Alex Pang menciona en su libro, Distraction Addiction: “Permitir la alternancia de tareas digitales tiende a orillar muchas de estas hacia una corta capacidad de atención de forma que parece hacer un cortocircuito con nuestra habilidad de concentrarnos realmente en lo que tenemos que hacer.” Pang señala que muchos de nosotros sobrevaloramos la creatividad e inspiración que nos llega al alternar entre tareas, y cita investigaciones que muestran que: “A la gente que suele alternar mucho entre tareas le cuesta más trabajo concentrarse durante largos periodos”. Los dispositivos hacen una gran diferencia en nuestra vida, tanto de manera positiva como negativa.

La ciudadanía digital se trata de aprender a emplear lo positivo y minimizar lo negativo cuando se utiliza la tecnología. Si puedes llegar a la raíz de la distracción y enseñar a tus hijos (y a ti mismo) a usar los medios de comunicación para la tarea que tienen enfrente, serás capaz de ayudarlos a vencer tentaciones tecnológicas y a terminar su tarea.

~ Devorah Heitner

(fotografía: Devorah Heitner)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *